Translate

La restauración

Proceso y productos para restaurar

Una vez tengamos el mueble a restaurar, lo que primero vamos a hacer es examinarlo. Será la forma de ver cuáles son los desperfectos que tiene.
Lo más seguro es que veamos esos agujerillos tan característicos de la carcoma, manchas, desconches de la madera, rayadas, incluso varias capas de barniz o pintura.
El material necesario para repararlo será:
- Producto para erradicar la carcoma
- Decapante
- Barniz o gomalaca
- Brochas y pinceles
- Lijas, lana de acero y estropajos de acero
- Guantes de neophreno (muy importante)
- Espátula
- Muñequilla de algodón
- Barritas de cera para tapar agujeros
- Tapaporos
- Tinte
- Alcohol de quemar
- Bolsas de basura gigantes o plásticos
- Masilla de madera
- Jeringuillas

Primero sacaremos tiradores, desmontaremos puertas (si las tuviera), embellecedores, etc...
Limpiaremos el mueble con un trapo húmedo o con alcohol.
Pasaremos a decapar el mueble con el producto decapante. Ojo, es muy importante ponerse los guantes, ya que este producto es corrosivo. Con una brocha ponemos el decapante y cuando empieza a hacer "burbujitas" retirar con una espátula o con la lana de acero. Siempre en dirección de la beta de la madera. Hacer este proceso hasta que no quede barniz o pintura. Limpiar bien con alcohol para no dejar restos del producto.
A continuación lijaremos con una lija fina (valga la redundancia).
Después empezamos con la eliminación de la carcoma: llenamos la jeringuilla con el producto anticarcoma y lo introducimos en cada agujero. No dejarse ninguno. Al acabar, con una brocha, pintar todo el mueble con el mismo producto. Seguidamente lo metemos en una bolsa y cerramos herméticamente. Lo dejamos diez días. Cuando ha pasado este tiempo, lo sacamos. Si el mueble está muy afectado por carcoma, repetiremos el proceso otra vez.
Ahora vamos a tapar los agujeros con la cera (del mismo color o el más parecido con el que tintaremos el mueble). Con el calor de las manos, emblandecemos la cera, y hacemos "churritos" que, con la ayuda de un palillo, iremos introduciendo en cada agujero hasta taparlo completamente. No dejar cera sobrante, solamente que esté el agujero tapado.
Lijaremos suavemente el mueble y lo tintamos con el color que queramos. Siempre en dirección a la veta y con una muñequilla o brocha (con un trapo sacaremos el tinte sobrante para que no queden cercos).
Dejamos secar 24 horas y lijamos con lana de acero fina un poco, procurando no llevarse el tinte. Pasamos un trapo y damos una capa de tapaporos. Una vez seco, volvemos a lijar. A continuación, empapamos una muñequilla de algodón con gomalaca y la aplicamos al mueble haciendo "ochos". No pasar dos veces por el mismo sitio hasta que no esté seco. Repetimos la operación varias veces y veréis qué brillo tan natural queda.
Si queréis, para acabar, podéis darle una mano de cera y sacar brillo.
Poner todos los tiradores y embellecedores. 

La carcoma


La carcoma es un insecto xilófago de ciclo larvario. Es el principal insecto (Cerambicidae Hylotrupes bajalus L y Cerambicidos Regatees faber L-carcoma grande) que ataca los muebles.
Durante su ciclo de vida pasa por cuatros estados de desarrollo: huevolarvapupa e insecto adulto.
El ciclo empieza cuando la hembra pone sus huevos en lugares  protegidos del  mueble o maderas, como los orificios, ranuras en la madera y huecos.  Son imperceptibles a la vista, ya que son muy pequeños.
A continuación, de estos huevos nacen las larvas que se alimentan fácilmente de la madera, produciendo esos característicos agujeritos. Dependiendo del  tipo de especie, puede estar en el mueble desde semanas hasta años. Cuando la larva (pupa) llega al final de su ciclo de vida, va a la superficie de la madera y crea una cámara. Durante este tiempo  no se alimenta y se transforma en adulto. Cuando ha terminado su metamorfosis, rompe la cámara y sale al exterior.
Cuando las larvas están en la superficie o cerca de ella de los muebles, se ven restos de serrín, lo que significa que están devorando la madera.
La hembra (ya insecto adulto)pone los huevos en otros agujeros o grietas del mueble.  Nacerán otras larvas de estos huevos, las cuales harán galerías en la madera siguiendo las fibras blandas de ésta (puede durar tres semanas o incluso hasta diez años). Pasado este tiempo las larvas crecen en poco tiempo, transformándose en insecto, produciendo un  agujero (generalmente entre 1’5mm -3mm). Es en este momento que hay que tratar el mueble.
La salida de los insectos es en primavera, apareándose los adultos. La hembra vuelve a poner los huevos en los agujeros, rincones y grietas del mueble.
Normalmente la madera que más les gusta es la seca.

LA CARCOMA-Tratamiento.

Hay que combatirla con un producto insecticida especial para carcoma.
Con una jeringuilla, se introduce el líquido en cada uno de los agujeros. A continuación, con una brocha, empapar bien todo el mueble con el insecticida.
Una vez aplicado el producto, cubrir el mueble con un plástico, y cerrarlo herméticamente (sin dejar ningún hueco al aire)con cinta adhesiva. De esta forma, los gases que produce el producto, actúa sobre la carcoma más intensamente.
Pasadas dos o tres semanas, se puede sacar el mueble de la bolsa y observar  los agujeros. Si hay de nuevos, hay que volver a hacer el proceso,  pero si los agujeros son viejos, seguramente ya habremos eliminado la carcoma y no será necesario volver a repetir el proceso.
Éste es el tratamiento que nosotras utilizamos, y resulta muy eficiente.
Hay otros tipos de tratamiento para piezas pequeñas. Consiste en calentar la pieza en el horno o en una sauna doméstica.
Otro tratamiento complementario sería el de colgar un saquito lleno de bellotas frescas. El aroma que sueltan las bellotas atraen la carcoma que vuela y de esta forma ya no podrá poner los huevos en el mueble, lo hará en el saquito. En el mes de octubre tendremos que cambiar el saquito.


El teñido

Es la aplicación de tintes o tinturas capaces de cambiar el color o tono de la madera al ser aplicados sobre éstas y que pueden cambiar el color de una madera común a una noble. Clasificación de tintes:
1-Acuosos
Son los más comunes para restaurar muebles. Se utiliza el agua como diluyente.  Se hace la mezcla del tinte (pigmento) con agua en la proporción de la intensidad del color que se desea. Se aplica directamente sobre la madera previamente lijada. (ejemplos de tintes acuosos: nogalina, anilinas al agua, polvos al agua)
2-Tintes hidro-alcohólicos
El diluyente es el alcohol. Estos productos están listos para su uso y sedimentan ligeramente, debido a la pigmentación.
3-Tinturas para sombreado
Se utilizan en operaciones intermedias para dar uniformidad al aspecto general del mueble. Se pueden aplicar después del teñido, del  tapaporos, del sellador ó entre recubrimientos de laca.
4-Tintes orgánicos
Estos utilizan un medio orgánico para su penetración.  Se preparan a base de colorantes ácidos solubles en algunos disolventes, y resistentes a la luz.
5-Anilina al alcohol
Son pigmentos concentrados de diferentes colores pudiéndose mezclar con goma laca o barniz charol por tener el mismo diluyente.
6-Barnices teñidos
Son barnices que, a la vez de teñir, barnizan. Son poco resistentes a la luz y tienen una terminación pobre al tapar la veta de la madera.
7-Tintes al disolventes
Ssuelen ser muy concentrados y pueden oscurecer mucho el mueble (se aplican con pistola) Existen una amplia gama de colores ya elaborados e imitan diferentes tipos de madera. Normalmente se utilizan de forma industrial pero también pueden dar muy buen resultado al restaurar un mueble.
8-Glaseado
El glaseado es una aplicación de color, que contribuye a dar uniformidad a la madera de diferentes tonalidades. Su  aplicación resulta útil en aquellos muebles de escaso veteado.
9-Tintes al temple
Son colorantes ácidos que se disuelven en agua caliente (de 10gr. a 80 gr. por litro de agua), añadiendo algunos cm3 de amoníaco al 22º-

5 comentarios:

  1. Hola, acabo de llegar por casualidad y me ha parecido un blog muy interesante. Estas lecciones que dais vienen de maravilla para las que no somos muy expertas. Me volveréis a ver por aquí.Muchos saludos y gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rosabel,
    Esperamos verte a menudo por aquí.
    Saludos,
    Laura y Lisa

    ResponderEliminar
  3. Hola...me encanta vuestro blog, a mí tambien me gusta mucho darle otra oportunidad a todo lo que encuentro, yo no tiro nada jajaja he visto muchas ideas y resuelto muchas dudas, gracias por compartir vuestros trabajos
    un saludo
    Ángela

    ResponderEliminar
  4. Hola, en general me gusta bastante vuestro blog, pero con lo que habéis comentado en esta entrada no estoy mucho de acuerdo, soy Restauradora de Arte titulada y cuando hablamos de Restaurar un mueble, tenemos que prescindir de palabras (y productos) como lijas, decapantes, tapaporos, estropajos de acero y demás productos que pueden dañar la madera. Otra cosa es que hablemos de Reciclado/Reconversión/Tuneo/Customización.... entonces si podemos usar (entre comillas) esos productos, que por otro lado lo unico que pueden provocar son daños irreversibles en una pieza sobre todo si son empleados por manos inexpertas. Hay productos menos agresivos (tanto para las piezas como para nosotros) e igual de efectivos para trabajar con ellos. Por otra parte incluso cuando tuneemos un mueble lo debemos hacer de manera que sea reversible y si en algún momento decidimos devolver esa pieza a su estado inicial podamos hacerlo sin problemas. Al taller me han llegado piezas para restaurar que han sido mal intervenidas y si son piezas de cierto valor, debido a una anterior mala interverción, han pasado a no valer nada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me ha encantado, creo que es sencillo pero muy útil, en especial la parte de la carcoma que tantos quebraderos de cabeza nos provoca a los que amamos la madera.
    Alfonso Uribe http://www.carcoma.science

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.